Del 8 al 10 de noviembre de 2006, la UNESCO llevó a cabo el primer taller internacional sobre el uso de la planificación espacial marina como una herramienta para poner en práctica la gestión basada ecosistémica y el uso del mar.

El taller fue una iniciativa de cooperación entre la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la UNESCO (COI-UNESCO) y el Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MaB) de la División de las ciencias ecológicas y de la Tierra.

Cerca de 50 participantes de más de 20 países asistieron debido a su experiencia práctica en la gestión del uso del mar, la planificación espacial marina y la zonificación del océano.

El objetivo del taller era revisar y documentar el estado de la técnica y las buenas prácticas en la planificación espacial marina a través de una serie de presentaciones temáticas y de debates sobre los diferentes elementos en el proceso de gestión, como lo son, la autorización, la investigación, la planificación, el análisis, la puesta en práctica, el seguimiento y la evaluación, las disposiciones institucionales y la creación de capacidades.

  • La zonificación es sólo una herramienta de la planificación espacial marina y de la gestión del uso del mar. Las aplicaciones reales incluirán una combinación de medidas de control que incluyen incentivos reglamentarios y no reglamentarios, con un ejemplo, los incentivos económicos y la asistencia técnica;
  • El temprano y continuo compromiso de las partes involucradas en el proceso de gestión clara es fundamental para el éxito y genera confianza y conocimiento en el proceso de planificación espacial marina;
  • El seguimiento y la evaluación son elementos críticos del proceso de planificación espacial marina;
  • La integración de la dimensión humana en la planificación espacial marina requiere la misma diversidad de disciplinas y perspectivas que las que requiere el enfoque por ecosistemas en relación con el medio ambiente biofísico;
  • De manera integral, se requieren datos espacialmente explícitos sobre las características de los ecosistemas, la explotación humana y las jurisdicciones en alta mar. Estos datos no están disponibles para la mayoría de las áreas marinas, y pueden ser costosos además de requerir mucho tiempo en su obtención; y
  • Es probable que los que toman las decisiones no vean necesaria la planificación espacial marina sin que antes puedan documentar mejor sus beneficios.

Los debates y las conclusiones se encuentran detallados en el informe del taller, Visiones para un cambio marino (Visions for a Sea Change), y en un resumen de la conferencia publicado en la revista Marine Policy.

Un ejemplar especial de la revista Marine Policy sobre la función de la planificación espacial marina basada en el ecosistema y la gestión del uso del mar fue publicado en septiembre de 2008.